• poetrica

Jabón de ACEITE Y jabón de GLICERINA

Actualizado: feb 21


Muchas personas preguntan cuál es la diferencia entre uno y otro y entonces me dije: ¿qué mejor que nuestro blog para compartir información y dar a conocer los procesos con los que trabajamos?


Nosotros decidimos hacer de los dos porque sabemos que los gustos son muy variados, y porque además, queríamos experimentar el viaje que cada uno propone.



JABON DE ACEITE


Para realizar jabón de ACEITE utilizamos la técnica de saponificación en frío.

Se denomina así porque la elaboración de jabón no tiene fuente calorífica externa.

Esta técnica consiste en mezclar ácidos grasos (en nuestro caso utilizamos aceite de oliva virgen extra que tiene alto contenido de vitamina E) con un álcali (soda caústica/hidróxido de sodio) y agua. El proceso lleva mucha paciencia y precaución ya que estamos utilizando un ingrediente cáustico que puede ser peligroso como lo es la soda o sosa cáustica.

Una vez que la mezcla se convierte en jabón, lleva unos 40 días de curación para que libere toda la soda caústica y así poder usarlos en la piel.

El resultado final es un jabón de color mate, con textura super cremosa que te dan ganas de comer!


Su función es hidratar y suavizar la piel.


JABON DE GLICERINA


El jabón de GLICERINA es conocido como un jabón neutral y astringente, esto quiere decir que retrae los tejidos generando una acción cicatrizante y antiinflamatoria.

La glicerina es un líquido viscoso e incoloro, que se extrae de las plantas, con numerosas propiedades beneficiosas para la piel.

El proceso es mucho más simple porque al trabajar sobre la base de glicerina, lo que hacemos es seleccionar el trozo que vamos a utilizar, cortarlo en pedacitos y ponerlo a calentar en baño maría.

Revolvemos hasta que se haya derretido completamente y es justo en ese momento donde empezamos a agregar los aceites esenciales, polvos naturales para darle color y/o flores/semillas o lo que les apetezca introducir! (a nosotrxs nos gusta trabajar con productos naturales, ecológicos y veganos)


El jabón de glicerina lo recomendamos para pieles grasas y/o acnéicas.




El resultado final al trabajar con glicerina es un jabón de aspecto traslúcido, donde si aplicaste flores, semillas, hojas o polvos vas a poder percibir a simple vista el contenido interno. Al tacto es más astringente que el jabón de aceite.


En Poetrica ofrecemos las dos opciones para que puedas notar las diferencias y elegir cuál es el que más resuena con tus gustos y necesidades.


En cuanto a los micropoemas grabados vas a notar que en el jabón de aceite se leen más facilmente las letras que en el de glicerina.

Hay opciones tanto para los que la quieran apreciarla a simple vista o, para los que prefieren descubrirla de a poquito.


Y tú, ¿Cuál prefieres?




"poetizar el acto cotidiano a través de objetos artesanales, curados con la paciencia del tiempo presente"










62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo